Archive for abril, 1190

1936 Entrevista a Josep Castanyer

dilluns, abril 30th, 1190

Diario de Valencia 1936

estatut

Se habla del estatuto Valenciano y se trata de crear ambiente favorable a su consecución.

El consejal valenciano don José Castañer habla del Estatuto

de Valencia a nuestro colaborador Vidal Corella.

El caso llamó la atención poderosamente. Apenas constituido el primer Ayuntamiento del Frente Popular de Valencia, y en su primera sesión, un concejal se levantó para hablar, Y lo hizo en valenciano. El hecho en si no tiene más que su significación. Se marcaba una ruta en el campo valencianista. El partit Valencianista d’Esquerra iniciaba así un cambio en la política municipal.

Otro dia, ese mismo concejal, don José Castañer Fons, presentó al Ayuntamiento una proposición encaminada a que la corporación iniciara gestiones para conseguir el estatuto de Valencia. Al conocerse la proposición del señor Castañer Fons han llegado  al ayuntamiento telegramas de adhesión y centenares de pliegos con firmas de valencianos  que piden el Estatuto Valenciano.

Don José Castañer nos hace declaraciones interesantes acerca del actual movimiento valencianista.

- Ante todo – me dice – interesa declarar, de una manera categórica, al hablar del Estatuto Valenciano lo hacemos siempre con el pensamiento fijo en la unidad de las tres «  provincias » en que actualmente se subdivide nuestra región y en la comunidad espiritual y económica de toda ella.

- Participan las tres provincias en la iniciativa del Ayuntamiento de Valencia?

- De momento, el movimiento autonomista no tiene mayor alcance que el entusiasmo con que ha sido acogida la proposición presentada al Ayuntamiento de Valencia por la minoría del Partit Valencianiste d’esquerra, para que esta Corporación inicie las gestiones indispensables a fin de que con la adhesión que indudablemente habrán de prestar las demás Corporaciones provinciales y municipales, se llegue en plazo breve a posibilitar la consecución de nuestra autonomía.  Nuestro propósito de que se vaya cuanto antes a la consecución del Estatuto Valenciano no es más que la consecuencia lógica de un proceso de recuperación de nuestra personalidad. Cabe recordar la gran obra civil de Blasco Ibáñez, que hizo de un pueblo de espíritu anárquico la democracia de hoy. No hay duda de que si en el momento en que Blasco Ibáñez regia la política valenciana nuestro pueblo hubiera estado un poco preparado políticamente, el sentido autonomista hubiera adquirido gran vuelo en los últimos tiempos, y el pueblo valenciano hubiera solicitado su Estatuto al unísono de Cataluña.

- No han existido grandes partidos orientados hacia la autonomía, y ahora aparecen éstos. Por que razón?

- Un grupo de hombres de buena voluntad ha ido forjando una realidad; primero, desarrollando una labor cultural que hizo posible que el valenciano pudiera estudiarse a sí mismo, conociendo su historia, su economía y sus características raciales; y ahora, enmarcando sus actividades sociales en la disciplina de un partido político, que ha acertado a encauzar todos los anhelos reivindicativos, polarizándolos en torno a esta solución inmediata: el Estatuto.

- Siendo un partido el que aparece a la vanguardia del movimiento, considera posible la colaboración de otras fuerzas?

- Efectivamente, el Partit Valencianiste d’Esquerra, partido éste de reciente creación, pero hábilmente dirigido y con una gran masa disciplinada y entusiasta, constituye la fuerza más importante del movimiento autonomista, sin olvidar el fuerte arraigo que Esquerra Republicana de Castellón ha conseguido en aquellas comarcas. Existen otros pequeños núcleos que, distanciados entre sí por diferencias de matiz, no negarán su concurso en el momento se les requiera para la obra común.

- El estatuto, será labor de unos partidos o obra del pueblo?

- El estatuto ha de ser obra del pueblo valenciano. Las izquierdas deben percatarse de este imperativo lógico, y las derechas deben también darse cuenta de a lo que se obligan en estos momentos. El Frente Popular, a base de los partidos que lo integran, marcará las normas de conjunto: pero en esta totalitariedad han de colaborar todos los partidos.

Vicente VIDAL CORELLA 1936